El otro lado del espejo

En el mundo de las altas finanzas (en otras palabras, Estados Unidos), se ha visto un auge en la construcción de aparatos por parte de la gente común, que son, hasta cierto punto, mejores que los que venden las compañías.

En esta ocasión hablaremos del Smart Mirror, que es básicamente un Jarvis para mortales.

 

Espejito espejito, ¿será bueno hacer peda en domingo?

 

Pero bueno, empecemos a ver qué es lo que tiene de interesante.

Para empezar, ¡es un espejo! Bueno, es casi un espejo.
Este “espejo inteligente” (suena más fancy en inglés), está hecho con un monitor de computadora o una TV plana, así que no es completamente un espejo en sí, pero funciona como uno.

Estos aparatejos empezaron como un DIY (así como lo que hace la Yuya en YouTube, videos de cómo hacer cosas en casa) en foros por internet, hasta convertirse hoy en algo conocido en internet y que muchas personas poseen, incluso hay empresas que los venden.

Bueno, bueno, veamos cómo funciona (OJO: esto NO es una guía de cómo armar uno):

Está basado en una mini-computadora de bajo costo, llamada “Raspberry Pi”, que es de donde sale la imagen a la pantalla. Ahora, este monitor o pantalla, está recubierto con un film reflector, de aquí que se llame “Smart Mirror”. También, a veces, se les colocan sensores de movimiento, micrófonos y/o se conecta con demás dispositivos IoT (Internet de las Cosas, del cual hablaré en otra ocasión, pero es básicamente tener desde tu cafetera hasta tu refrigerador conectados a internet).

Existen personas bondadosas que crean su propio sistema y lo comparten con el mundo, tal es el caso de Mirror-OS, sistema operativo específicamente para los espejos inteligentes.

Pero si quieres algo mucho más personalizado, tendrás que aprender Python, el lenguaje de programación de las Raspberry Pi, y hacerlo tú mismo (descuida, Python es el lenguaje más sencillo de todos).

 

Pero, ¿qué puede hacer, además de ser un espejo caro?

 

En general, todo.

Pero para eso se tiene que programar, pasar cables de aquí a allá, etc. Pero, si, puede hacer de todo, darte la hora, el clima, mostrar mapas, darte las noticias, ver televisión, reproducir música, apagar y prender las luces, hacer funcionar la cafetera, ser tu asistente personal (estilo Siri, Alexa o Cortana), postear en Facebook o Twitter, incluso prender tu auto (si este lo permite).

El Smart Mirror es una herramienta fantástica, aunque difícil de construir (si no tienes el conocimiento) es de las más útiles, porque no tiene límites en lo que puede hacer (bueno, sí).

Tan solo checa en YouTube los miles de proyectos de Smart Mirror que hay, quedarás abrumado de tanta variedad.

¡No espero para poder hacer uno!